ERGONOMÍA, FUNCIONALIDAD Y AFECTO: EL PORTABEBÉ

enero 19, 2021
portabebes.jpg

Los primeros meses en la vida de un niño son fascinantes. Se suceden los cambios a un ritmo vertiginoso y toca decidirse entre las múltiples opciones que ofrece la sociedad de hoy día, tarea nada fácil. Una de esas primeras decisiones, elegir entre carrito o portabebé.

Respecto a esto, la fisioterapia pediátrica tiene mucho que decir. Como parte de su campaña “12 meses, 12 consejos de salud”, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Madrid lanzó un vídeo respaldando los beneficios del portabebé ergonómico frente al uso del tradicional carrito.

Este tipo de mochilas no sólo son fuente de innumerables ventajas psicológicas, emocionales o prácticas, sino también fisiológicas y motrices. Quizás por ello, ha ido acompañando al hombre a lo largo de su historia y sigue siendo fundamental en algunas culturas.

Cuando se elige este sistema, se estrechan los lazos entre el niño y sus padres, creándose un vínculo de seguridad y afecto que será indispensable en el desarrollo psíquico y físico del pequeño. Por todo esto, el portabebés o porteo se recomienda desde los primeros meses, en especial cuando se trata de prematuros.

Según la fisioterapia especializada, el portabebé ergonómico previene o corrige disfunciones comunes como la displasia o luxación congénita de cadera de algunos niños. El diseño ergonómico respeta la postura natural del bebé, la conocida postura de “ranita”, lo que favorece el correcto desarrollo de columna, fémur y cadera. Además, evita la plagiocefalia, trastorno caracterizado por la deformación o aplanamiento ligero del cráneo aún en formación de los recién nacidos.

Los beneficios son innumerables. Entre otras cosas, contribuye a que el niño sea más independiente, duerma mejor o crezca más, aportándole tranquilidad y evitando molestias gástricas. A su vez, favorece el aprendizaje del lenguaje, el descubrimiento del entorno y la interacción social. Además, el balanceo del movimiento del porteador contribuye a mejorar su equilibrio y coordinación.

Pero este tipo de mochilas no sólo aporta beneficios al bebé, también lo hace a los padres. A las evidentes funciones prácticas, se suman algunas más: es una manera sencilla de captar y atender con mayor rapidez a las demandas del pequeño, lo que genera mayor tranquilidad y satisfacción; y produce bienestar físico, contribuyendo a diluir los dolores de espalda y brazos al repartirse convenientemente el peso. En el caso de las madres, además, mantiene el vínculo forjado durante el embarazo, creándose así una fase de adaptación en la separación entre ambos, y facilita que el pequeño pueda ser amamantado en cualquier parte.

Teléfono94 442 23 20WhatsApp670 24 10 14DirecciónDoctor Areilza Nº4. 1 Dcha. Bilbao

Aviso legal y política de privacidad