fbpx

Ondas de choque para recuperarte de tu lesión

diciembre 30, 2022
Ondas-de-choque-para-recuperarte-de-tu-lesion-1.jpg

El proceso de recuperación de una lesión es un aspecto de lo más importante que hay que cuidar como se merece. Una buena recuperación es fundamental, no solo para poder recuperarse antes, sino también para evitar futuras recaídas.

Durante los últimos años uno de los tratamientos más utilizados por los buenos resultados que ha dado ha sido el tratamiento ondas de choque. En este artículo vamos a conocer un poco mejor qué son estas ondas de choque, cómo funcionan y en qué casos están indicadas.

¿En qué consiste un tratamiento de ondas de choque?

La terapia con ondas de choque es una de las más avanzadas para tratar toda clase de patologías tendinosas, calcificaciones y también algunas fracturas sin llevar a cabo cirugía alguna.

Básicamente, las ondas de choque son unas ondas que transportan una gran cantidad de energía acústica bajo una gran presión. Estas ondas impactan sobre los tejidos produciendo diferentes efectos dependiendo de la cantidad de energía que se haya aplicado. Las ondas de choque reciben la calificación de baja, media o alta, dependiendo de la cantidad de energía aplicada.

Las ondas de choque de alta energía deben de ser aplicadas por un médico. Estamos hablando de unas ondas de alta intensidad que son capaces de llegar a zonas bastante profundas. Mediante este tipo de onda se pueden fragmentar cálculos renales y toda clase de calcificaciones, por lo que son muy efectivas en muchos tratamientos.

Las ondas de choque radiales y focales

Existen dos aparatos de ondas de choque que se diferencian por la forma en la que la onda de choque se propaga, las radiales y las focales.

Las ondas de choque focales son perfectas para focalizar puntos, como su propio nombre indica. Estas ondas son las que se utilizan para los cálculos renales, ya que se necesita algo más de precisión. Estas ondas están más enfocadas al tratamiento médico por su intensidad.

Las ondas de choque radiales, por su parte, no focalizan energía y se propagan de forma expansiva. Este es el tipo de onda de choque que se suele utilizar en fisioterapia, ya que la mayoría de las estructuras que trabaja no suelen estar a una gran profundidad como son los huesos o ligamentos.

¿Qué efecto tienen? ¿Para qué tratamientos se recomiendan?

Las ondas de choque en las lesiones tienen dos efectos bastante claros, un efecto analgésico temporal y un efecto de regeneración tisular.

Mientras que el analgésico sirve para paliar el dolor, la regeneración tisular consiste en un aumento de la irrigación sanguínea para la posterior creación de factores de crecimiento y células madre para acelerar la recuperación.

Finalmente, nos podemos encontrar estos tratamientos por ondas de choque en diferentes patologías. De este modo, es habitual llevarlo a cabo cuando hay tendinopatías degenerativas, tendinosis del hombro sin calcificación, tendinosis cuadricipital, rotulianam del bíceps crural… En definitiva, una solución de lo más interesante en donde la medicina encuentra limitaciones a la hora de ayudar al paciente a recuperarse de la lesión.

Aviso legal y política de privacidad

Aviso legal

Política de privacidad

2022 ® Maza Fisioterapia Osteopatía

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información   
Privacidad