Osteocondritis disecante, qué es y cómo tratarla

agosto 31, 2022
osteocondritis-disecante-qué-es-y-como-tratarla-1.jpg

La osteocondritis disecante es una anomalía articular que se produce cuando el hueso que se encuentra debajo del cartílago de una articulación muere debido a que no tiene el suficiente riego sanguíneo. Esto lo que produce es dificultades en el movimiento de dicha articulación.

Este tipo de lesión se puede producir en cualquier articulación, siendo la rodilla la localización más habitual para que se produzca. También es una lesión que se suele dar con más frecuencia en hombres jóvenes que cuenten con una lesión previa en la articulación, aunque puede ocurrir a cualquier edad.

Es importante matizar que, como se trata de una lesión que se produce por la falta de riego sanguíneo en el hueso, las personas que tienen trastornos metabólicos y de circulación sanguínea suelen tener más probabilidades de padecerla.

¿Qué síntomas tiene la osteocondritis?

Dependiendo de la articulación que haya sido afectada la osteocondritis podrá tener diferentes síntomas. Estos son algunos de los más habituales.

  • Este dolor se puede desencadenar cuando la articulación afectada tiene actividad.
  • Inflamación de la piel que rodea a la articulación. Gracias a este síntoma podemos apreciar a simple vista lo que podría ser una osteocondritis disecante.
  • Debilidad en la articulación. Esto es algo que se nota más cuando la articulación se pone a trabajar, aunque la actividad realizada no sea muy fuerte.
  • Disminución en el rango de movimiento de la articulación. En los casos más severos de la osteocondritis, se puede perder la capacidad de enderezar por completo la articulación.

¿Cómo es el tratamiento de la osteocondritis?

El tratamiento de la osteocondritis tiene como finalidad poder restaurar el funcionamiento normal de la articulación. Además, el tratamiento busca aliviar el dolor y también minimizar el riesgo de sufrir osteoartritis.

Dependiendo de donde se encuentre o de la edad que tenga la persona, puede que requiera de un cuidado diferente. Por ejemplo, en el caso de los niños, al ir creciendo sus huesos, la osteocondritis se puede curar simplemente con descanso y un poco de protección.

Por norma general, los médicos empiezan optando por tratamientos conservadores. De esta forma es habitual pedir que se descanse la articulación. Aquí lo que se pretende es tratar de aliviar todas aquellas actividades que generan tensión en la articulación. No solo hablamos de la práctica del deporte, si no de no saltar o correr si, por ejemplo, es la rodilla la afectada.

Por otro lado, también es habitual contar con tratamiento fisioterapéutico para la osteoconcondritis disecante, en cualquier caso, irá enfocado en reducir el dolor y la inflamación, y ampliar el rango de movimiento de la articulación afectada. Además, la fisioterapia suele buscar el realizar ejercicios de movimiento y de estiramiento. Además de estos ejercicios, también es habitual realizar ejercicios que sirvan para fortalecer los músculos que sirven como apoyo de la articulación afectada.

Finalmente, en el peor de los casos, se puede tratar con cirugía. Esto puede deberse a si existe un fragmento suelto dentro de la articulación o si cualquiera de los otros tratamientos más conservadores no ha tenido éxito. La cirugía también dependerá del tamaño y etapa de la lesión.

Si quiere saber más sobre cómo podemos ayudarte a aliviar el dolor, no dudes en consultar información sin compromiso y te atenderemos de manera personalizada.

 

 

Teléfono94 442 23 20WhatsApp670 24 10 14DirecciónDoctor Areilza Nº4. 1 Dcha. Bilbao

Aviso legal y política de privacidad